MEMORIA

Residencia de Tercera Edad

2010-2013

Matamala de Almazán, Soria, Castilla y León                      

Solar entre medianeras en el centro urbano del pueblo, con geometría irregular. Tiene fachada a dos calles: Mayor y Chivarria, y entre ellas hay un desnivel de más de 7m. La elección de un lugar tan complejo surge de la necesidad de aprovechar un edificio existente propiedad del Ayuntamiento, de reciente construcción y sin uso, en el solar medianero derecho. Esto supone una dificultad añadida, puesto que hay que conectar ambos edificios, el nuevo y el existente, en un solar con gran desnivel y de dimensiones muy reducidas para insertar el programa requerido por la propiedad. El edificio supondrá un equipamiento de gran tamaño en comparación con el pequeño tamaño del municipio de unos 350 habitantes.

Elementos principales que definen la propuesta:

Intervención a escala urbana mediante la integración del volumen construido en el contexto edificado, adaptándose a los edificios cercanos y a la topografía.

Dadas las circunstancias previas y las características del pueblo, nace la idea de realizar un edificio abierto, con un acceso amplio y libre desde la calle Mayor, configurando una pequeña plaza/patio interior  donde se ubica una escalera que permite ascender a la primera planta.

Con esto lo que se busca es que los residentes, con limitaciones de movilidad, y algunos con muy poca autonomía, participen de la actividad urbana, dinamizando, en la medida de lo posible, la rutina vital.

La volumetría propuesta trata el patio interior como el vaciado de un cuerpo sólido que presenta una superficie facetada. Consigue un óptimo soleamiento, aprovechamiento de las vistas e integración del edificio en los trazados urbanos de la calle Mayor y la superior.

En la planta baja se localizan todos los espacios de uso colectivo, en una secuencia continua alrededor del patio. En el edificio preexistente se ubican las dependencias dedicadas a servicios de la residencia (cocina, almacenes, lavandería, etc..), de uso exclusivo del personal. Las habitaciones y la enfermería se ubican en plantas superiores, marcando una clara diferencia entre los espacios de uso colectivo, las habitaciones y las zonas de circulación, de vital importancia en este tipo de centros, tanto por sus dimensiones, como por su uso, ya que se convierten en calles interiores por las que pasean los mayores, en sitio seguro y resguardados de la intemperie y en lugar de socialización. La escalera principal se plantea como un elemento dinamizador, funcionando como un lucernario que permite la entrada de luz hasta la planta baja, gracias a su geometría sinuosa y los lucernarios cenitales.

En cuanto a las fachadas, se opta por establecer una distinción clara entre los dos frentes a las calles, sobrios y de geometría contenida, acordes con la austeridad castellana, y el interior del patio donde se pliegan en planos de distintos ángulos, dando riqueza y variedad al espacio interior, y permitiendo orientaciones y vistas diferenciadas desde las habitaciones. Se decidió resolver toda la piel exterior con un único material otorgando todo el protagonismo al juego de volúmenes.

Las prestaciones en cuanto aislamiento térmico mediante sistema SATE, libre de puentes térmicos y climatización con caldera de biomasa de alta eficacia, son muy elevadas, con un consumo energético sensiblemente inferior al requerido por el CTE.

Back to top