MEMORIA

Casa entre los pinos
2010-2012

Casa entre los pinos 2010-2012

INTERPRETACIÓN DEL LUGAR
La vivienda se concibe como escenario óptimo en el que habitar, por medio de la integración en el lugar (clima de la isla, pinar existente, topografía, orientación..), favoreciendo un modo de vida en contacto con la naturaleza, interrelacionando espacios exteriores e interiores y dotándolos de la máxima intimidad.
Respuesta al entorno (urbanización de escaso interés, pero enclavada en un pinar cerca del mar): se cierra a los limites exteriores y se abre al jardín, implantando la Arquitectura en el lugar como equilibrio entre lo natural y lo urbano. Se construye un paisaje interior en el que habitar con intimidad.

La edificación se concentra en el norte de la parcela, siguiendo orientación Este-Oeste, liberando la máxima superficie para jardín. La fachada norte, expuesta a la Tramontana, funciona como una ¨escollera¨ cerrada y con pequeñas aberturas sesgadas para favorecer la ventilación natural.
Al sur se abre como un abanico hacia el jardín, modulando una transición suave entre interior-exterior, y evita la incidencia solar directa en verano, por medio de voladizos que configuran diferentes zonas de sombra.
Los usos subsidiarios se concentran en edificación exenta, pero integrada en el conjunto.
El proyecto contemplaba la conservación de los pinos de la parcela, adaptándo, incluso, las dimensiones de la casa a su disposición para mantener la gran mayoría. No obstante, durante el proceso de obra la propiedad decidió prescindir de algunos pinos.

ESPACIOS CONECTADOS
El proyecto se desarrolla en tres niveles: topografía, orientación solar y recorrido vital diario.
En la planta baja, en un nivel superior, se ubican los dormitorios a levante; en cota intermedia (acceso): cocina, comedor, porche y piscina, orientados a mediodía; y a poniente, donde finaliza la jornada, en el nivel inferior, se encuentra el salón con chimenea en la fachada oeste y un hueco en la misma permite el paso de la última luz del día. La planta primera se destina a uso de los padres y sigue esta idea.
La casa está concebida como una totalidad, la Arquitectura integra lugar y estructura, interior y exterior; cada elemento está conectado, integrado cada uno con el resto.

Los espacios se delimitan únicamente mediante los muros portantes de bloque de hormigón armado, sin particiones interiores; y se manifiestan mediante una proporción y cualidad espacial diferenciada, relacionándose entre sí y con el exterior, captando la luz de diferentes orientaciones y ofreciendo vistas fragmentadas del jardín.
Esto se manifiesta al exterior mediante unos volúmenes de diferentes proporciones que se relacionan armónicamente con los pinos del entorno.

EFICIENCIA
Mediante un adecuado diseño se obtiene una gran eficiencia energética:
orientación E-O, con fachada norte, expuesta a viento de Tramontana (frío y turbulento), cerrada y con pequeñas aberturas sesgadas para ventilación natural. Con esto y un adecuado aislamiento térmico en la cara exterior de fachadas (SATE) y en cubiertas, se evita la necesidad de aire acondicionado en verano y se controla la humedad y el frío en invierno. La fachada sur capta la luz solar tamizándola por medio de voladizos que conforman diferentes zonas de sombra. Se evita la radiación solar directa en verano, pero permite el paso de la misma en invierno. La caldera usa combustible biomasa, abundante en la isla. El agua caliente sanitaria se produce mediante captadores solares. Recogida y almacenamiento de aguas pluviales en aljibe para uso en vivienda y jardín.

 

Back to top