MEMORIA

Casa en Aldea

2007-2009

La propiedad, una pareja joven con dos niños, quería tener una casa en un pequeño pueblo para los fines de semana. Decidieron comprar una vivienda entre medianeras en estado ruinoso para aprovechar el lugar que ocupaba.

Se procedió al derribo y se ocupó la misma superficie, adaptando la nueva casa a las alineaciones y a las alturas de las dos viviendas medianeras existentes. También se mantuvo el patio trasero. De esta forma la edificación se adapta respetuosamente a la trama urbana.

La vivienda es muy estrecha y se desarrolla en dos plantas y un desván. Por ello, la estrategia del proyecto consistió en el adecuado diseño y situación de la escalera, que vertebra todo el conjunto como eje distribuidor. Esta idea se potencia además con una entrada de luz desde la cubierta que llega tamizada hasta la planta baja a través de los peldaños de la primera planta.

Se reducen al mínimo las superficies de distribución para configurar espacios amplios y comunicados visualmente.

Back to top